¿Qué es el e-learning?

Los proyectos de formación virtual deben entenderse en el marco de una estrategia integral de desarrollo del talento, orientada al logro de los objetivos de las empresas y organizaciones, y la mejora de sus niveles de competitividad.

Para las universidades es la oportunidad para desarrollar nuevos mercados e incrementar su rentabilidad.

Hoy, tanto las empresas como las instituciones educativas deben responder a requerimientos muy puntuales vinculados a la distribución y el acceso al conocimiento, siguiendo a la persona, en el lugar donde se encuentre y a través de múltiples dispositivos.

Ubicuidad y movilidad son dos características centrales de los procesos de formación actuales, en los que la actualización de conocimientos y la adquisición de nuevas habilidades y competencias debe ser constante, a partir de los cambios que está produciendo la Cuarta Revolución Industrial en los modelos de producción y las dinámicas laborales.

Los proyectos de e-learning actuales también deben contar con las siguientes características:

  • Estar planificado en forma integral con el foco puesto en los objetivos de cada organización.
  • Capacidad de integración de la plataforma LMS que se utilice en cada proyecto con otros sistemas de gestión que posean las organizaciones.
  • Independencia tecnológica, para poder elegir la solución más adecuada para cada empresa o institución educativa, y para cada proyecto.

Lo importante es que el e-learning sea considerado también como una modalidad de apoyo complementaria a procesos de formación presencial, a través del blended learning.

El e-learning permite a las empresas:

  • Proveer a sus equipos acceso a conocimientos, habilidades y competencias, en el momento en el que surge cada necesidad, sin importar donde se encuentren y el dispositivo con el que se conecten.
  • Atender a las necesidades de capacitación de sus colaboradores sin que dejen sus puestos de trabajo.
  • Reducir e incluso eliminar costos de traslado, alojamiento y material didáctico, entre otros gastos.
  • Formación personalizada con un enfoque basado en competencias.

Mientras que a las instituciones educativas les proporciona:

  • Expansión del impacto territorial de sus propuestas formativas.
  • Flexibilidad de agenda: no se requiere que un grupo de personas coincidan en tiempo y espacio para acceder a una instancia de formación.
  • Posibilidad de contar a través de videoconferencias, en forma sincrónica y asincrónica, con expertos localizados en diferentes lugares del mundo.

En ambos casos, aporta rapidez y agilidad para acceder a los contenidos formativos.

El e-learning transformó y transforma la educación, abriendo puertas al aprendizaje personalizado, individual y organizacional. Es por ello que hoy en día está ocupando un lugar cada vez más destacado y reconocido dentro de las organizaciones empresariales y educativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *